fbpx
radio Nueva Generación

«Nos apretaron con un chumbo para pasar un cassette de los Rolling Stones»

«Entendimos que había que ganar la batalla con la palabra, con ese espíritu surgimos» Entrevista a Luis Medina y Patricia Sánchez de FM Nueva Generación.

«Empezamos con la intención de salir en José León Suárez. Es la zona que tiene la cota más alta sobre el nivel del mar en el partido de General San Martin». De esta manera eligen presentarse Luis Medina y Patricia Sánchez, encargados de que FM Nueva Generación 97.1 le transmita a sus oyentes toda esa historia que caracteriza al medio. Pero ¿cuál es esa historia? De eso charlamos en Mañanitas Atomikas, en una entrevista que tuvimos el placer de compartir en formato dúplex.

Para empezar en orden cronológico, Luis se tiene que remitir a la época de la última dictadura militar que sufrió nuestro país: «Surgió la FM acá como una cuestión de entrar en un espacio vacío. No éramos ni truchos, ni piratas. Cada uno transmitía y daba su frecuencia. Esto porque en la época de la dictadura, Martinez de Hoz abre la importación deliberada y empiezan a entrar grandes equipos. Estos equipos venían con la frecuencia FM que en ese momento, no se usaban en el país. La ley de radiodifusión no contemplaba FM, solo amplitud modulada, y ahí vimos un espacio legal y entramos en esa propuesta».

El contexto obligó a los medios que empezaban a identificarse entre sí para poder propagarse. «No nos conocíamos demasiado entre radios. Hubo un encuentro que se hizo en FM La Tribu y ahí empezamos a reconocernos. No era el mismo espíritu en todas las radios, entonces cambiábamos una herramienta por otra: la militancia política, la militancia social, la incursión armada en algunos casos. Y entendimos que la batalla venía por otro lado, que era ganarles con la agenda, con la palabra, y volcarle a la gente esto que no se entera. Con ese espíritu surgimos». Luis también nos recordó que las siglas de AMMAR hacían referencia por ese entonces a medios ‘artesanales’.

«Transmitíamos con discos de pasta, y la tecnología más avanzada era una cassettera. Era muy complejo, pero a la vez íbamos aprendiendo. Yo no venía de atrás de los controles, venía de atrás del micrófono» nos comentaba haciendo memoria (por momentos pensando en voz alta también) nuestro invitado, y se daba pie para hablar de lo contrario a la parte agradable: «No todo es color de rosa, hay que lidiar con muchas presiones. Por lo menos veinte veces tuvimos aprietes. Muchos que tuvieron que ver con la maldita policía bonaerense. Muchos aprietes por parte de Duhalde, y otros que tenían que ver con nuestras investigaciones periodísticas que derivaban en descubrir ladrones que eran policías (por ejemplo) y eso a la bonaerense no le agradaba. Eran otros tiempos, a los chicos de la radio cada dos por tres los detenían. Era una batalla muy fuerte».

Y si de recuerdos y anécdotas particulares hablamos, una de las mejores nos la contaron Luis y Patricia al hablar del primer grupo que formó parte del proyecto nueva generación: «El primer grupito que se suma a la radio es el de ‘Los Locos de la Esquina’ que venían a apretarnos porque no pasábamos los Rolling Stones. Entonces en un momento los incorporamos pero con nuestros principios: les dejamos claro que adentro no se fuma marihuana, no se emborrachan en la radio. De la puerta para afuera hace tu vida pero acá…es un santuario. Y el que está acá adentro barrerá, limpiará, aprenderá a usar los controles, aprenderá a hacer producción, etc».

Al hablar de la experiencia personal de cada uno, Luis Medina incluye su historia con la guerrilla y la importancia que le dio a la difusión radiofónica de la misma: «Yo venía con toda una impronta de la militancia, la lucha armada. La experiencia de Cuba que se trasladaba a Nicaragua, El Salvador en plena guerra, y uno se nutría de esto. Poder confrontar con el enemigo, fusil en la mano, y era más corto el camino. Aprendíamos mucho de los compañeros, y los primeros programas era: ante la represión, cómo hacer una barricada, una cubierta de seguridad, cómo voltear un caballo, cómo hacer una molotov…tácticas de guerrilla urbana. Un poco desfasado a lo que venía proponiendo la sociedad».

Tanto Luis como Patricia, sienten que mucho de lo que empíricamente los formó está en la construcción de la línea de tiempo de su proyecto. Y como todo proyecto de muchos años, los cambios van proponiendo reacciones: «Hay veces en las que uno resiste algunos cambios, le pone freno a otros. Va evolucionando, en tanto y en cuanto no le joda la vida a la gente. Ahí nos paramos nosotros».

Escuchá la charla completa:

×