fbpx
porta hnos

Porta Hnos. y la contaminación ambiental: “Nuestros cuerpos ya no pueden esperar más”

Entrevista a Rosa Acuña en Mañanitas Atomikas.

La lucha contra la empresa Porta Hnos. llegó desde Córdoba a la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Vecinxs Unidxs en Defensa de un Ambiente Sano (VUDAS), junto a otras organizaciones, viene exigiendo hace más de 10 años, que la fábrica de bioetanol deje de contaminar y atentar contra la salud de vecinos y vecinas. Charlamos en Mañanitas Atomikas con Rosa Acuña, vecina del barrio Parque San Antonio de Córdoba Capital, que nos cuenta la gravedad de la situación: “la contaminación es terrible, y hay muchos enfermos de cáncer de piel, niños con mal formaciones…en estos diez años en los que venimos luchando y no se nos escucha. Tenemos todo asentado a nivel municipal, provincial, federal. Hemos acampado también, hemos llevado una lucha muy dura…hasta hoy llegar a que nuestra lucha este en la corte suprema”.

Rosa hace hincapié en la lucha incansable de VUDAS, que incluyó una audiencia pública en 2017 en Tribunales Federales de Córdoba, frente a la vulneración del derecho a un ambiente sano: “Hace un año que esta nuestro expediente ahí y necesitábamos de forma urgente que eso salga. Las cuestiones ambientales las encajonan y ahí duermen. Estuvimos un año juntando dinero para poder llegar, hicimos locro, ferias, rifas… ¿Qué no hicimos? Esta empresa estando al lado de nuestra casa (una alcoholera) infringe la ley. Acá en Córdoba son muchas las cuestiones ambientales: tenemos desmontes, tenemos incendios, tenemos el agua que está siendo contaminada por las empresas”.

Las sensaciones y los sentimientos que genera este viaje en los vecinos de San Antonio y lo vinculado a la movilización se representa en las palabras de la vecina cuando se encontró frente a la Corte: “se me caían las lágrimas porque nuestros cuerpos están bastante deteriorados, mi salud también, y llegar ahí para poder decirles ‘acá estamos. Somos de Córdoba, y venimos para decirle lo que nuestro cuerpo siente, lo que nos está pasando y lo que estamos viviendo’. El dia anterior estuvimos haciendo intervenciones pacíficas, en el obelisco, en plaza de mayo. Fuimos a llevarle una carta a Caferatta, el jefe de los jueces. Nos recibieron y yo estoy muy agradecida con Buenos Aires. Agradecemos mucho al Centro Cultural Pasco que nos recibió y nos trató muy bien. Salimos muy conformes con la charla, le pudimos contar nuestras experiencias y él nos prometió que se va a mover esa causa y ya no va a dormir en los cajones”.

Rosa detalla el trabajo puntual de la empresa, y lo poco que les importa el daño que están realizando: “ellos trabajan permanentemente, los 365 días del año. En navidad, año nuevo…ellos no paran. El bioetanol se hace con el grano de maíz. Vienen 22 camiones diarios, entran a la empresa a descargar con acoplado, un maíz que viene contaminado con pesticida de los campos. Eso, el etanol, todo eso lo respiramos dia a dia, y es cancerígeno. El tolueno afecta el sistema nervioso. Tenemos niños que ya han fallecido. Comprobamos que tenemos el 99% con químicos en la sangre. En ninguna parte del mundo estaría en zonas urbanas. Nosotros la tenemos pegada al lado de nuestra casa separado por un alambre. Pudimos traerlos, siempre quisimos charlar con ellos y mostrarles todo esto, pero nos dicen que ‘tenemos que aprender a convivir con la empresa’, siendo que nosotros estamos desde el año 1955”

Escuchá la nota completa acá:

×