Home / Crónicas Atómikas / 90 años del Che en Rosario «crónica»

90 años del Che en Rosario «crónica»

por Joel Díaz para Radio Atomika\\\
     Nos quedamos a dormir el viernes a la noche en la casa de un compañero en Pilar para emprender el viaje en auto el sábado a la madrugada hacia Rosario, lugar donde nació el mítico Ernesto “Che” Guevara. Un viaje 3 horas apreciando el paisaje y esperando llegar, entre mates, anécdotas de militancia, gases lacrimógenos y pesca. Esperaba encontrarme con algún gran festival, algún que otro personaje hablando y un cierre con un discurso que resalte al “Che” como figura a seguir. Algo así me hubiera decepcionado bastante, aunque Mariátegui nos haya dejado claro que las figuras revolucionarias en América Latina tienen que construirse como mitos, porque esa es nuestra cultura, pero al Che y al resto hay que bajarlos a la tierra cada tanto ¿Por qué? Porque el mito tiene como esencia la perfección, y ningún humano es perfecto, discutiré a muerte que el Che es uno de los mejores de los nuestros pero me mentiría a mí mismo si dijera que fue perfecto. No me voy a poner a enumerar sus errores, solo es para mí importante destacar esto porque en estos días donde lo que no es perfecto es descartado, donde todo es subjetivo, pos verdadero, invalidado y nuevo. Hay que entender algo que supo decir Ingenieros que es que no existe lo perfecto, existe lo perfectible. Que no todo está escrito pero ya hay bastante escrito y hecho, a veces parece como si el capitalismo y la lucha de clases fueron hechos y descubiertos ayer, y no es en absoluto así, llevan décadas, cientos y miles de años en vigencia. El Che supo ser un hombre que tuvo una coherencia absoluta entre sus palabras y sus acciones, algo que a primera vista aparenta ser fácil pero no lo es, algo más que destacable, fue un ejemplo de solidaridad internacional y de lucha, ni muerto deja de luchar, ni muerto para ni parara de nacer.
En este encuentro que fue el XVI Encuentro Nacional de Solidaridad con Cuba me encontré con paneles de debate con ejes en la actual situación de América Latina, desde la construcción de una Patria Grande como horizonte revolucionario hasta la instalación de bases estadounidenses en Argentina. Debates con participación internacional, con compañeros del Brasil, de Colombia, de Cuba y Venezuela. La revolución será nacional en su forma, pero internacional en su contenido, ya que el capitalismo es un modelo socioeconómico y cultural que abarca el mundo entero y lo destruye.
Fui a este encuentro para acompañar a unos nuevos afiliados, no me volví con sabor amargo, no me volví con nada nuevo, volví recordando sentimientos y sensaciones que tenemos aquellos que estamos convencidos que esto se puede dar vuelta, volví con ese sentimiento por Cuba que es un faro que ilumina sin que se pueda ver desde San Martin, que nuestros muertos son también un faro que nos da esperanza, ejemplo y demostración de que mejor irnos en la lucha que quejarnos desde el sillón. Tal vez algunos no lo entiendan, pero para mí Cuba, el Che son eso que voy a tener presente en todo momento donde tenga una duda o miedo, así como dice el dicho de que no hay ateos en las trincheras, bueno… en las trincheras que ocupamos o tratamos de ocupar aquellos que intentamos ser revolucionarios, en vez de cargar un rosario por miedo, podemos tener la frente siempre bien en alto, cargando en nuestra memoria la anécdota del Che que con un batallón de fusilamiento adelante no dudo ni por un solo momento que eligió el camino correcto, el de seguir peleando, con sus errores, con sus contradicciones y seguramente sus dudas. Tuvieron que matarlo para que dejara de pelear por el sueño de una América libre del imperialismo, mientras que algunos otros les alcanza con un tiempo más corto el fin de semana para poder ir a un bar a tomar algo para hacerlos recular en si vale o no la pena dar la vida por lo que profesan.
Es hoy más que nunca, y todos los días hasta que se cambie todo aquello que deba ser cambiado y podamos ver una humanidad libre de hambre, enfermedades, dolor y muerte. Y para avanzar tiene que quedar claro que siempre hoy, aunque sea un poco, logremos más que ayer.
“Déjeme decirle, a riesgo de parecer ridículo, que el revolucionario esta guiado por grandes sentimientos de amor” Ernesto “Che” Guevara.
90 años del Che en Rosario 90 años del Che en Rosario 90 años del Che en Rosario 90 años del Che en Rosario 90 años del Che en Rosario 90 años del Che en Rosario

Revisá También

fábrica de personas

La mujer no es fábrica de personas

por Familia Acrata/// (pido disculpas por no haber escrito esto con lenguaje inclusivo, pero no …