fbpx
tru delivery

La historia de TRU cooperativa de delivery en San Martín

La organización de los repartidores y la historia de Trabajadores de Reparto Unidos. Entrevista a Pablo Gómez en Lo Raro Pasó Después (viernes 22h).

En Villa Ballester nació la primera cooperativa de trabajadores que se dedican al delivery y en “Lo raro pasó después”, Sebastián y el resto del equipo entrevistaron a Pablo Gómez (representante de TRU Cooperativa). Dentro de las infidencias habituales en algunas entrevistas, Pablo contó al aire que pidió a la producción realizar la entrevista llegando al final del programa porque estuvo trabajando hasta pasadas las 11 de la noche: “si hablamos de expansión, nuestra idea es expandirnos en San Martín. La idea de este plan, de este proyecto de trabajo, es que cada municipio forme con los repartidores de su municipio su cooperativa de trabajo”.

Pablo Gómez cuenta que la cooperativa trató de vincularse con todo el mundo, pero que encontraron en la UTEP un paraguas y una contención que ayudó: “TRU se construye a partir de la precarización, que se hizo mucho más fuerte con las aplicaciones. Si bien esto del delivery empezó a surgir en los ’90 con el videoclub, la pizzería…antes era con el local, osea que tenías un patrón mal que mal. Si bien el trabajo nunca fue regulado (no es una profesión, nunca fue visto de esa manera), ahora con la aplicación se precarizó aún más. Entonces, viendo que está muy verde la posibilidad de sindicalizar a los trabajadores, encontramos en el corporativismo una manera de poder tener nuestro trabajo y hacerlo nosotros día a día”.

Pablo también contó su experiencia, que sirve de ejemplo para entender que pese a los cambios generacionales, hay tópicos vinculados al empleo que todavía no han cambiado: “El delivery es generalmente el primer trabajo de los jóvenes. De chiquito me dedicaba a esto, 14 o 15 años tenía. Trabajé en una farmacia”. En pandemia, teniendo cerrada su pyme recientemente, Pablo estaba trabajando con Uber y rápidamente decidió volver y anotarse en PedidosYa: “es un trabajo que me gusta hacer. Lo deje de hacer por una cuestión familiar. Andar arriba de una moto teniendo nenes chiquitos…”

Dentro de la parte que especifica los orígenes de esta idea de unión organizada entre repartidores, hubo un rol fundamental (y accidental quizás) de la estructura de las app: “La que nos abrió la puerta de alguna manera fue la aplicación porque con la aplicación pudimos conocer a los empleados, dueños de locales, y a formar un vínculo. Hubo problemas, ellos también tienen su venta particular, y la aplicación le saco sus repartidores entonces se encontraban en esa situación de decirte (por ejemplo) ‘¿no me llevas un pedido mío? Yo te lo pago y cuando volvés haces el de PedidosYa’ y así se empezó a formar un vínculo, una confianza”.

“El beneficio acá es que va a ser tratado como una persona y no como un empleado. Eso es fundamental porque va a ser parte. Dentro de poco ya vamos a tener ART, todos cobramos lo mismo, no tenemos ranking. Si queremos aumentar, no le tenemos que decir a un patrón si nos aumenta o no. Tratamos de aumentar nosotros siempre pensando también en el cliente ¿no? Pero el precio lo ponemos nosotros. Se construye entre los tres: el comercio, los repartidores y el vecino. Buscamos un precio que el vecino pueda pagar, y no que pague el precio de PedidosYa. Ellos tienen todo el negocio: la venta y el repartidor. Entonces te cobran la comisión y el envío. Nosotros desde TRU cobramos solamente el envío además del precio” explica el entrevistado, dando un pantallazo general de lo que representa ese método de trabajo precarizado, en contraste con lo que puede ofrecer TRU.

Escuchá / mirá el programa completa y la nota con Pablo de TRU acá:

×