fbpx
mapuches

Una avanzada neocolonial que intenta imponer su paradigma

Entrevista a Esteban Santamaría en Mañanitas Atomikas

En el análisis de lo que viene siendo una feroz represión contra el pueblo mapuche en Villa Mascardi, charlamos con el integrante del colectivo FM Alas Esteban Santamaría: “Estamos hablando de una comunidad que se denomina Lof Lafken Winkul Mapu que se asentó ya hace unos años frente al lago Mascardi y en el año 2017 durante el gobierno de Macri hubo un intento de identificación de quienes estaban en ese lugar, algo muy similar a lo que aconteció ayer. En 2017, culminó con el asesinato de Rafael Nahuel, un muchacho oriundo de Bariloche que empezó su reconocimiento de identidad mapuche hacía ya un tiempo (de adolescente), y decidió formar y hacer su vida recuperando territorio que Parques Nacionales y privados ostentan”.

Ubicado en las cercanías del lugar de los hechos, Esteban contextualiza poniendo de manifiesto que la ideología no es significativa en tanto se hable de los pueblos originarios en esa región: “un gobierno de distinta bandera, pero de manera similar a lo que ocurrió en Pu Lof, provincia de Chubut, donde desaparecieron a Santiago Maldonado, llevó a cabo un operativo cerrojo con un despliegue enorme de fuerzas, para teóricamente identificar a esas personas. Podemos hablar de una cacería, es un gran operativo con tanquetas, escudos…lo que suele ser todo el aparataje represivo del estado”.

“Este episodio hay que entenderlo desde un punto de vista mucho más amplio respecto a lo que acontece en estas regiones. Tenemos que remontarnos a la conformación del estado nacional: el Estado argentino desconocía estas tierras hasta 1880, siete décadas después de lo que fue la Revolución de Mayo. Estamos hablando de una tierra que tiene una historia de ocupación ancestral. Había gente acá, siempre hubo gente, antes de la conformación de los estados modernos. Es un nuevo episodio en estos 150 años de resistencia, de un pueblo mapuche (podríamos hablar del pueblo tehuelche también) resistiendo frente a una avanzada colonial, o que llamaríamos neocolonial, que intenta imponer su paradigma” explicita Santamaría, recurriendo al argumento histórico y demostrando lo fácil que este refuta las distintas afrentas reaccionarias.

Dentro del análisis de lo que se pone en cuestión en este tipo de contextos, Esteban nos cuenta cuál es el relato de quienes exigen la expulsión de estos habitantes: “que los mapuches no son de acá, que son de Chile, que son foráneos, que son exóticos. Como si Chile fuera otro mundo. Ese relato permea tristemente con sus matices, en quienes son verdaderamente de pueblos originarios y habitan aquí. Solemos hablar muchísimo de la última dictadura militar, la apropiación de bebes…y también sucedió y muy fuerte en esta región. Por eso encontramos cumpas o personas de pueblos mapuches con apellidos europeos, porque sus familias fueron desmembradas”

Pero la tensión no cesa, y nuestro entrevistado también nos cuenta acerca de grupos que nada tienen que ver con las fuerzas de seguridad atacando a manifestantes la noche del martes 4 de octubre: “luego de distintas movilizaciones en apoyo a la comunidad, hubo también personas que en las redes se denominan ‘el pueblo de los gauchos’ (hombres a caballo, criados acá), que empezaron a rebencazos a tratar de corretear a quienes cortaban la ruta en apoyo o quienes solidariamente acompañan a estas comunidades. Eso también es acompañado y arengado por los gobiernos locales: que nos matemos entre pobres, pobres contra pobres. Hay que decirlo de esa manera. Estamos hablando del pueblo trabajador peleándose con descendientes de pueblos originarios”.

ESCUCHÁ LA NOTA COMPLETA ACÁ:

×