fbpx

Cobertura de la histórica sentencia en la causa Ford

Radio Atomika en vivo desde el Tribunal Oral Federal Nº1 de San Martín a minutos de la sentencia de la causa Ford.

Joel Díaz, de movilero, sacó al aire a Julio «Tano» D Alessandro, victima de delitos de lesa humanidad y delegado de los años 70 de Mercedes Benz; Evita, Comision por la memoria, verdad y justicia de Gral San Martín; Gustavo Sian, secretario DDHH de SUTEBA San Martín – Tres de Febrero; y al abogado de la secretaria de DDHH de la Nación, Ciro Anicchiarico. En el estudio «Fabián Polosecki» de Radio Atomika Federico Di Paolo y Mariano Saulig.

Hablamos con Norita Cortiñas, Madre de Plaza de Mayo línea fundadora:

Hablamos con Iris Avellaneda, mamá del Negrito:

Hablamos con Carlos Propato, víctima del terrorismo de estado:

 

Sentencia histórica: condenan a dos gerentes de Ford por delitos de lesa humanidad
Es por el secuestro y desaparición de dos trabajadores de la empresa. Es la primera vez que la justicia sentencia a personal jerárquico, y lo hace considerándolos «partícipes necesarios».

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°1 de San Martín condenó al ex gerente de la automotriz Ford, Pedro Müller y al exjefe de seguridad de la empresa, Hector Sibilla, a 10 y 12 años de prisión; por los delitos de lesa humanidad cometidos contra 24 trabajadores. El otro imputado, el militar Santiago Omar Rivero, fue condenado a 15 años.

El juicio comenzó en diciembre del año pasado y, para las querellas, a lo largo del debate oral quedó probado que la Ford Motors contribuyó con el Ejército para que se lleven a cabo los secuestros y torturas de sus trabajadores. Entre otros, esos aportes fueron:

-La confección de las listas de los trabajadores que debían ser secuestrados;

-La entrega de los legajos personales y las fichas de la Ford que tenían la fotografía de los trabajadores, a las fuerzas militares;

-La habilitación y el acceso para que los militares ingresen, ocupen y se trasladen dentro de la fábrica;

-La cesión del quincho para la ocupación militar y para su utilización como un centro clandestino de detención y tortura;

-La provisión de comida para las fuerzas militares que estaban apostadas en el lugar;

-Cedieron camionetas de la propia empresa para que las fuerzas militares pudieran llevar adelante los secuestros de los trabajadores que estaban dentro de la planta.

×