fbpx
Home / Crónicas Atómikas / Ole le le Ola la la por una pizza reprimís a tu mamá

Ole le le Ola la la por una pizza reprimís a tu mamá

Este miércoles comenzó la votación en cámara de Diputados para el día después a la madrugada terminar dando media sanción al Presupuesto del 2019, un presupuesto «Made in USA”, que es un golpe enorme a los sectores populares del pueblo argentino. Se van sumando golpes, como la suba de tarifas en transporte y servicios y la entrega de la economía al vaivén de la timba financiera si hablamos de lo macro, lo subjetivo de este modelo es tema para otra nota. Este modelo, ya visto en Argentina en los años 90′ y 70′ ,como para recordar lo más reciente, se instala cada vez más fuerte aunque el pueblo argentino rechace esta quita de derechos y el ajuste, no se ve una alternativa clara para el horizonte de esperanza que puede ser las elecciones presidenciales del 2019

El miércoles a la mañana todos los sectores políticos, que conforman el arco de la oposición al neoliberalismo, neofascismo, macrismo y toda esa misma lacra nacida en el seno de la oligarquía explotadora. Nos encontramos en la 9 de Julio para marchar hacia el congreso a dar una demostración de rechazo a las políticas de ajuste. Me levanté a las siete y media de la mañana para preparar la mochila con los limones y las remeras de más, para taparte la cara o para cambiártelas cuando te marcan con pintura. Fui hasta la estación de San Martin y viajamos a la cita pactada con lxs compañerxs. Todxs hablábamos de los recaudos necesarios, sabíamos que se avecinaba una represión, este gobierno tenía que pasar por el Congreso el presupuesto, nosotros debíamos dejar que no pase. Sabíamos que iban a venir con todo, lo cual hicieron, pero la falta de organización entre nosotrxs una vez más nos impidió avanzar.

Desconcentramos a las quince horas, luego de que arrancara la represión. En un clima de derrota para varixs, como siempre, en esta vuelta los servicios lograron lo que buscaban, es fácil pensar que si vamos todas las organizaciones de frente a empujar las vallas del Congreso llegaremos a tomarlo e instalamos un gobierno provisional revolucionario, pero pocos piensan en qué grado de conciencia está el pueblo argentino para sostener eso, no sólo las organizaciones políticas y los movimientos sociales podemos sostener un gobierno, necesitamos de todo el conjunto del pueblo.

Aproximadamente a las dieciséis horas viajando en el Mitre hasta San Martín para ir a la Atomika, me llega la noticia que metieron preso a compañerxs, uno nuestro, el Indio y a otros de distintas organizaciones. En lo que un análisis rápido entre asiento y asiento del tren nos deja claro que fue una cacería bien organizada, buscaron a los que más están tocando al gobierno provincial en este momento.

Después de una hora en San Martín en alerta de movilización, luego de escuchar con Dipa la columna del gran Gono, vamos con un compañero para Floresta, a la comisaría 43 ubicada en Chivilcoy 453. Ahí tenían detenido a 27 compañeros. Destacaban Nacho Levy, dirigente de La Garganta Poderosa, Gustavo «El Indio» Muñoz dirigente del MTL y secretario adjunto de la CTA de Moreno, Adrián Vidal de SUTEBA de Moreno; compañeros de Telam y Astillero Rio Santiago. Como toda jornada de lucha tiene su alegría y a la vez su tristeza, lamentable lo que pasa en esta época y como juventud tengamos que soportarlo, pero alegre la lucha por que nos encuentra a todos unidos. Pude divisar varios dirigentes y organizaciones de DDHH dentro de la 43, pude ver a Myriam Bergman, diputada del FIT, al «Gringo» Castro dirigente de la CTEP, a Juan Grabois también de la CTEP, Adolfo Pérez Esquivel, toque de oído que había un compañero de Curas Opción por los Pobres y pude ver al compañero abogado Pedro Dinani de la Liga por los Derechos del Hombre. Como siempre llego Norita, no hay nada más glorioso para un militante del palo que ver llegar a Norita Cortiñas, que dé un discurso y gritar por los 30.000 compañeros detenidos desaparecidos, y gritar que a las madres de la plaza el pueblo las abraza. Quisiera no olvidarme de ninguno, pero era difícil ver entre el sueño y las banderas ¿Qué banderas pude ver? vi banderas del PC, MTL, PO, PTS, Mov.Evita, MTE, CTEP, La Garganta Poderosa y una bandera negra de anarquistas.

Estábamos todxs esperando la represión, en las calles aledañas habían apostado al menos 10 móviles de infantería, que sé que cargan hasta quince o veinte «cabezas de tortuga», estábamos rodeados, no teníamos salida, y la infantería en guardia constante, empujando a los compañeros, no bajaban los escudos aunque estuviéramos solamente cantando, tocando bombos y agitando nuestras banderas. Cantamos en un momento “Ya no sos igual” de 2 minutos, “Nunca Seré Policía” de Flema y “Sos Botón” de Flor de Piedra, al unísono como si hubiera sido el mejor de los recitales de cada uno. Así entre cantos, bombo e insultos a la cana (una pizza por un detenido, se te enfría la pizza, yuta agarra un libro, estudia no seas policía, eran algunos), pasaban las horas.

Estar a la expectativa de qué habrá que llegar a hacer es lo más estresante, si los largan, bien y ¿si no? ¿Y a qué hora los largan? ¿Qué hacemos si no los largan? ¿Cortamos una calle o tomamos la comisaría? Si hay que tomar algún lugar lo primero presente es tapate bien la cara. Nos hicieron esperar, estábamos todos cansados, a la medianoche llegan las noticas de que constatando domicilio de los compañeros con dos familiares por cada uno los largan, todxs aplaudimos, gritamos y cantamos, de repente volvíamos a tener la misma fuerza que cuando recién llegábamos.

A las dos de la mañana del jueves salen todos los dirigentes a la puerta de la comisaría y retrocede atrás de ellos la línea de infantería, se abre el cordón de compañeros, la humanidad no tiene fronteras eso es cierto, pero si hay una frontera que es clara es la del cordón de infantería y la del cordón de compañerxs. Se escuchan los cuchicheos por lo bajo de preguntas y afirmaciones ¿Los largan? Los largan, porque aunque te hayan dicho que los iban a largar, con este gobierno… nunca se sabe. Los empiezan a largar, vemos salir al «Indio» y a Adrián, los compañerxs nuestros, todxs los detenidos tenían una especie de pasarela que era formada por un cordón de compañeros que agitaban, gritaban, y palmeaban a cada detenido que salía, una imagen para recordar el que supo estar ahí. Cada detenido dio su discurso con su organización como espectadores, se terminaba una larga jornada de lucha, pero todos los detenidos y los dirigentes supieron decir que esto no se termina, que seguiremos luchando.

«Ole le le Ola la la por una pizza reprimís a tu mamá»

Todxs en frente de esa comisaría

por Joel Díaz, Séptimo Barman, PC.

Revisá También

huelga

Paro indeterminado (manual para saber parar)

por Familia Acrata/// Vamos a organizar una seria gestión de paros mundiales, a ver si …