Home / Noticias Atomikas / El Show de Alejandro Próspero #8 “Cuando miento digo la verdad”

El Show de Alejandro Próspero #8 “Cuando miento digo la verdad”

EDITORIAL

Cuando miento digo la verdad.

“Todos piensan en cambiar el mundo, pero nadie piensa en cambiarse asi mismo”

¿Cuanto tiempo puede pasar para que alguien se muera de hambre en la Argentina Republicana?. ¿Cada cuantas horas mujeres son golpeadas, violadas asesinadas y descuartizadas en la Argentina Republicana? ¿Cada cuantos dólares se vende un niño con todos sus órganos intactos en la Argentina Republicana? ¿Como se hace para decir que un denunciante muere por aprietes y no por un paro en la Argentina Republicana?.

Mintiendo, a ver, no lo tomen a mal, pero las mentiras es la base de la República, crear y modelar opinión publica, pues los hechos objetivos tiene menos influencia que las apelaciones a las emociones y a las creencias personales.

Elemental mis queridos frescos, todo lo que es real, en realidad no lo es y lo que creemos no es otra cosa que certezas contadas al revés. Pues algo que parece que es verdad es más importante que la propia verdad…¿Pero cual es es la que conviene?.

La exactitud…no existe, desde que lo viral es un twit, la post verdad se llena de gracia y comentarios. Es el deseo de las personas de solo conversar con quienes comparten la misma visión y principios, el crecimiento exponencial de las redes sociales y la viralizacion de contenidos, y la desconfianza en las instituciones y en lo público nos pusieron de cara a la realidad contada por los polos que dominan la comunicación. Blanco o negro.

Ejemplos: los casos tan sonados de corrupción, o las promesas de campaña, no haremos esto, es porque lo van hacer, todo lo que un empresario-político quiere es hacer dinero, no importa cómo ni de donde venga esos valores, lo importante es que converjan al llenar las arcas personales de nuestra estimada democracia empresarial.

Si los billetes no ingresan, es porque se evaden, no es un tema de faltante, es un tema de sobrante. ¿Como voy a dejar este dinero negro en cuentas donde el maldito Estado (ya hemos hablado de este terrible mal) me ruega que blanquee?

Pues bien, unas cuantas leyes aprobadas gracias al previo desembolso de intereses prestados, son el motor de la maquinaria adornada denominada democracia. La productora de los más grandes sacrificios económicos  y humanos, la generadora de culpa  mas grande de los regímenes gobernantes. si, más que aquellos hijos de los dioses que consumían vírgenes o niños chiquitos, en sacrificios para cortar una sequia, para pedir agua. Más que ese otro que destruyo familias, inundo todas las costas del mundo, destruyo con su ira ciudades, hizo vagar cuarenta años a el pueblo elegido, y por si fuera poco, otorgo a su hijo el don del comunismo, y hasta ahí llego…

Imagínense, hay gente negadora de 30 mil, que vamos a hacer con alguien que dice ser hijo de Dios y no tiene una pelota de fútbol en sus pies. Solo queda matarlo de la forma mas cruel. Como ejemplo, para darse cuenta que si no te bañas seguido, le das al vino hasta convertir agua en tinto y encima decir que es hijo directo de Dios, no te queda otra que ser crucificado o morir como el Che en Bolivia.

Pero centrémonos en la democracia, ¿porque utilizamos esta forma decadente de gobierno si deviene etimológicamente, de gobierno “del pueblo” o “popular”.

Popular, ¿como el diario? por favor amables chimpancés…Nada bueno puede provenir del vulgo, de la plebe, del proletariado. Como estas gentes que se agrupan en vecindarios, y que piden derechos juntándose aglomerándose en multitudes gigantescas…Pero nada puede ser genial si es una multitud, las multitudes sirven para linchar, ejecutar,  ajusticiar, lapidar.

Según los relatos que se conservan del juicio contra Sócrates, una de las cosas que se le reprochaban era precisamente su falta de asistencia a la asamblea. Probablemente esta visión es correcta. Sin embargo, Aristófanes narra un ingenioso recurso para remediar este mal. Si no se presentaban de manera voluntaria suficientes ciudadanos, un grupo (numeroso) de esclavos especialmente entrenados al efecto recorrían la ciudad con unas cuerdas empapadas con pintura roja, con las que golpeaban a todos los ciudadanos que encontraban. Todo el que era sorprendido con la ropa manchada de pintura roja era multado por desatender sus deberes cívicos.

También había muchos que se resistían a presentarse para ocupar cargos públicos (los sorteos se efectuaban entre voluntarios), pues esto les quitaba tiempo para dedicarse a sus negocios particulares. Este problema intentó solucionarse haciendo que los puestos oficiales estuvieran retribuidos. Sin embargo, en especial para lo más pobres, esto no era un aliciente demasiado eficaz, pues el salario era escaso. Con todo, el pago suponía que la democracia ateniense era muy cara (otro problema de las democracias modernas que también parece pertenecer a la naturaleza del sistema), lo que fue un obstáculo para ampliar la ciudadanía.

Cambio de bandera

El gobierno anunció que reemplazará la bandera nacional por un condón, porque representa más fielmente la “postura” oficial: Un condón resiste la inflación, detiene la producción, destruye a la próxima generación, protege a los nabos y le da a la gente una sensación de seguridad mientras se la están poniendo…

Revisá También

2017 Hacé Radio Atomika!

Armá tu programa, empezá a formar parte de nuestro colectivo radial con 14 años de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *