Home / Crónicas Atómikas / ¿Podrías mirar a un animal a los ojos y decirle: “¿Mi apetito cuenta más que tu sufrimiento?” Maldito humano… (Moby)

¿Podrías mirar a un animal a los ojos y decirle: “¿Mi apetito cuenta más que tu sufrimiento?” Maldito humano… (Moby)

por Alejandro Facal///

¿Cuáles son las diferencias entre los individuos que aman a los sintientes del mundo y los tristemente celebres “humanos”, confidentes de una vida amigable o conflictiva, sin dialogo con las mascotas o ,peor aún,  sin ellas?

Esa es la pregunta que suma más desconcierto a las complicaciones propias de los despropósitos.

Episodio 1: La seducción.

A nosotros, cerebros humanos, nos diferencia la maldad. Si, ese castigo llamado pecado original que nos convierte a la capacidad de hacer daño, causar miedo, resignación, odio, y todo lo que pueda desencadenar la envidia.

¿Pero qué tiene que ver esto con los sentimientos y la razón de, por ejemplo, la vaca?

Últimamente muchas personas creen que tratando bien y considerándolo un igual a un animal de matadero se es un ser humano superior. Alguien con un grado de avidez y grandilocuencia  OPEN MIND que desentona con el resto de los mortales normales con capacidad reducida…

Ellos son seres que ven mas allá de un asado, ven el sufrimiento de ese bife de chorizo, que en realidad es el cuerpo de alguien que tiene sentimientos y sobre todas las cosas: gases que destruyen la capa de ozono. Sin olvidar sus almas. Ese máster en conocimiento elevado, trae como consecuencia una unión con lo que nos rodea y con el vivir cotidiano de las vacas asesinadas,  mas allá de cualquier fidelidad a lo estrechamente humano…

El vivir sano, o tener un corazón dorado por las mascotas, ¿nos hace mejores con el resto de las almas, con las cual compartimos el día a día, a través de diálogos, proyectos, hechos concretos, familia, amigos?.

¿Cuántas veces se siente una opresión en ese corazoncito casi vegetal, peor que cuando se ve a un animal maltratado o muerto en manos humanas?

Episodio 2: La insoportable levedad del ser humano.

Y si quieren borrar del mapa a Irák, que lo hagan, o a Afganistán que lo hagan, o al Libia que lo hagan, al Congo Belga que lo hagan, a Siria que lo hagan, a Vietnam que lo hagan, a Yugoslavia que lo hagan, y así hasta el infinito y mas allá.

Pero con los sintientes no. No a la vaca pintada de Milka.

No nos vayamos tan lejos a esas guerras, a algo que solo vemos por internet. Veamos cuestiones básicas, si se te muere una mascota, mínimo como buen sintiente, tenés que dejar de mover los engranajes de tus responsabilidades, sedarte al dolor y no honrar tus compromisos laborales o afectivos, simplemente defecarte en cada uno de esos descuidados seres humanos que confiaron en un espécimen de luz compenetrado en un rigor tan sentimental con lo que lo rodea que es capaz de llorar o hasta tomarse un días de luto para sanjar esas diferencias con Dios que tenemos cada vez que nos arrebatan a un ser sintiente querido (gato, tortuga, vaca, suegra etc).

Mientras tanto en la dimensiones conocidas los elementos que conjugan un trabajo de equipo se dan cuenta que la confianza adquirida por el ser impoluto es demasiado humana para hacerse cargo.

Hay muchos canales para lograr lo que se quiere, uno de ellos es la mentira, mayormente utilizada para lograr objetivos de corto  plazo.

Episodio 3: Game Over.

En esta parte del juego; el hecho de respetar a todos por igual se desvirtúa cuando no es fifthy – fifthy. Sí sos bueno con los animales y las plantas: ¿podrías tener un poco mas de reciprocidad con aquellos humanos que te garantizan una estabilidad emocional parecida a una amistad?

Quizás nunca lleguen a eso, porque mayormente las personas sintientes caminan a 15 centímetros del piso. La frialdad de los hechos consumados nos lleva a pesar en listas de personas a las cuales podríamos calificar demasiados humanos y a otros simplemente que se cagan en los demás. Pero no,  comete tropelías en el  mundo deshabitado de humanos, el Olimpo consiente de los sintientes, escala superior de evolución.

Allí, ellos son altruistas y como los demás sintientes no hablan pueden desarrollar mejor su empatía.

Mientras tanto en el apestoso mundo caníbal, que los descuidados se cague…

To be Continued…??

(NI A PALOS, ADIÓS!!!)

Revisá También

Radio Atomika se suma a la Internacional Errorista

(Momento ruidístico intitulado SE ME CORTA en Contingencia Broadcasting. Cresta D`Mente: ruidismo, Federico Di Paolo: …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *